lunes, 4 de julio de 2016

Amor y gin-tonic. María José Vela

La escritora María José Vela nos presenta a Abigail Ruiz (Abi para los allegados) la protagonista de esta entretenida comedia romántica que transcurre en las glamurosas oficinas de EveCare, una reputadísima multinacional francesa dedicada a la cosmética. Allí, en la sede madrileña, encontramos a Abi, una eficiente trabajadora que pasa más horas que un reloj luchando por prosperar y soñando con alcanzar una posición que la sitúe, a ojos de su ambicioso novio Mario, a la altura de sus expectativas.


Ya han pasado diez años de noviazgo y, aunque Mario ya no es la misma persona de la que se enamoró, Abi le ama con locura y espera el momento en que él de el paso definitivo y le "calce" el anillo de compromiso. Todo parece ir en esa dirección, todo parece indicar que será esa noche durante la cena romántica que Mario ha planeado el momento que marcará el principio de una nueva etapa para Abi.

Y en cierto modo así es, aunque no la de la forma planeada. Tras una discusión y unos cuantos gin-tonics nos encontramos con una Abi soltera, triste, desengañada y además con una resaca épica. Pasado el aturdimiento inicial Abi se preparará para recuperar a Mario. No lo tendrá nada fácil porque además de la oposición de sus amigas que no son muy devotas del ex, aparece en escena el Sr. Hugo Bos, un hombre de lo más atractivo, sexy, interesante y dulce que, contra toda lógica, se fija en nuestra Abi y se marca el objetivo de conquistarla. ¿Podrá Abi volver con Mario? ¿Tiene Hugo buenas intenciones? ¿Qué pasa con los gin-tonics y Abi?

Valoración personal  ( 4 /5 )

Me lo he pasado bien con Abi, y mejor con su amiga Loreto, una tipeja dura que parece tener un radar infalible para cazar caraduras. El protagonista masculino; Hugo Boss, es todo un interrogante, tan dulce y atento con Abi, tan entregado y dispuesto a sus caprichos nos pone en alerta desde el primer momento, y así nos mantendremos durante toda la novela, pendientes de los movimientos de este adonis que parece hechizado por los encantos de nuestra Abigail e inmune al bellezón de la jefa de ésta. Sin embargo su carisma y atractivo pronto nos conquistará, así pues, el bueno de Hugo contará con nuestro visto bueno - y el del radar de Loreto- para enamorar a Abi y rescatarla así de la relación/obsesión enfermiza que mantiene con Mario.
    
La historia está bien trazada y los líos, malentendidos, escenas llenas de humor e incluso giros inesperados de guión se suceden sin parar en esta fresca novela que se lee de una sentada y te deja buen sabor de boca. Abi, a pesar de inspirar cierto patetismo en algunas ocasiones y pecar de inocente en algunas otras, no deja de tener su punto salvaje y valiente y, sobretodo, un ácido sentido del humor que se refleja en toda la obra y nos levanta una sonrisa más de una vez.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada

Tres minutos de color. Pere Cervantes